La Sierra Nevada de Santa Marta, en Colombia, es un lugar de gran importancia cultural. Allí nació el escritor ganador del Nobel, Gabriel García Márquez, y es donde habitan los Kankuamo, pueblo indígena cuya lengua y cultura están en peligro de extinción. Pero la ciencia también es cultura, y en Santa Marta se acaba de hacer presente en forma de tarántula.

Carlos Perafán de la Universidad de la República, en Uruguay, y su equipo de trabajo acaban de encontrar en la Sierra Nevada, una tarántula bastante peculiar: “Desde el primer momento en que la examinamos con detenimiento, supimos que era un género nuevo, e incluso discutimos bastante dentro de qué subfamilia clasificarla,” cuenta Perafán a Cienciorama. “Esta especie es única, principalmente porque posee un nuevo tipo de pelo urticante abdominal, y porque su forma de liberación es mediante el contacto directo con el abdomen, como un mecanismo de defensa.” Siendo fiel a la región, el equipo científico decidió llamar a la tarántula Kankuamo marquezi, en honor al pueblo indígena y al prolífico escritor y periodista.

La mayoría de las tarántulas se defienden aventando con sus patas a sus atacantes y presas los pelos urticantes que tienen en el abdomen. Hasta ahora sólo había registro de una tarántula que atacara por contacto directo, pero es arborícola. La que encontraron en la Sierra Nevada vive bajo las rocas, y su tipo de pelo urticante es único.

A los investigadores no les gustaría que este descubrimiento se olvide, por lo que siguieron el sabio consejo de Aureliano Buendía –habitante de Macondo, parte de la Sierra Nevada– quien, como nos cuenta García Márquez, después de ponerle un letrero con el nombre a cada cosa que encontraba, y “estudiando las infinitas posibilidades del olvido, se dio cuenta de que podía llegar un día en que se reconocieran las cosas por sus inscripciones, pero no se recordara su utilidad.” Así que, no satisfechos con nombrar a la tarántula, publicaron todo lo que han logrado analizar sobre la misma en la revista ZooKeys el día de hoy 29 de julio.

La investigación no se queda ahí, Carlos Perafán confiesa: “Hemos comenzado estudios para conocer aspectos relacionados con su historia natural. Queremos saber más acerca de su hábitat, su ciclo de vida, su comportamiento reproductor, pero especialmente queremos ahondar sobre su comportamiento defensivo. Saber cómo realmente la tarántula utiliza estos pelos para defenderse y descubrir a qué enemigos naturales específicamente están dirigidos estos pelos urticantes.”

Esperemos que los resultados de estos estudios científicos nos sigan sorprendiendo, y aunque los pelos urticantes de esta tarántula no estén en su lengua, ésta nos lleve a discutir sobre la lengua de los Kankuamo y la de Gabriel García Márquez.

 

Fuente: Perafán C, Galvis W, Gutiérrez M, Pérez-Miles F (2016) Kankuamo, a new theraphosid genus from Colombia (Araneae, Mygalomorphae), with a new type of urticating setae and divergent male genitalia. ZooKeys 601: 89-109. doi: 10.3897/zookeys.601.7704

Imagen: Una hembra de Kankuamo marquezi en su hábitat natural. Fotografía de Dirk Weinmann bajo licencia de Creative Commons –BY 4.0


Publicado originalmente en Cienciorama

Anuncios