Los mexicanos estamos convencidos de la importancia del maíz, pero no somos los únicos preocupados por su bienestar. Actualmente el maíz se siembra alrededor del mundo, logrando producir cerca de 1000 millones de toneladas anuales con diferentes propósitos, ya sea como alimento, como fuente de jarabe dulce o como combustible. Es un recurso de importancia mundial.

Josiah Maine y Justin Boyles de  la Universidad del Sur de Illinois, en Estados Unidos, se propusieron examinar la relación de los murciélagos insectívoros con el maíz. Los murciélagos visitan los sembradíos buscando una buena cena debido a que muchos insectos también buscan alimento en las mazorcas, lo cual representa pérdidas para los campesinos. Los murciélagos insectívoros habitan en todos los lugares donde se siembra el maíz y su contribución  a controlar distintas plagas es conocida, pero hasta ahora no se conocía  en qué medida lo hacen.

Para contestar esto, Maine y Boyles cubrieron seis parcelas de 20m x 20m con una red durante la noche y midieron la cantidad de insectos que se estaban alimentando del maíz –principalmente el gusano elotero, una de las principales plagas a nivel mundial– y compararlas con parcelas visitadas por murciélagos. El experimento se llevó a cabo durante dos temporadas de siembra. Los resultados de este estudio fueron publicados el 14 de septiembre en la revista PNAS.

Los investigadores encontraron que los murciélagos no sólo se alimentan de los insectos adultos, sino de algunas de sus larvas, y además estresan a los insectos sobrevivientes, provocando que se reproduzcan más lento y en menor cantidad. Esto se debe a que este tipo de insectos han evolucionado para detectar los sonidos que emiten los murciélagos al volar y saben así cuándo hay uno cerca, provocando lo que los investigadores llamaron un “panorama de miedo” para los insectos. En las parcelas cubiertas, donde los murciélagos no pueden llegar, los investigadores encontraron 60% más insectos.

Sin quererlo, los murciélagos nos ayudan a preservar los cultivos y los mantienen hasta cierto punto libres de plagas que los pueden dañar de manera irreparable. Los quirópteros ayudan a prevenir en  todo el mundo pérdidas de mil millones de dólares anuales, de acuerdo a las estimaciones de Maine y Boyles. Este resultado nos motiva a cuidar de las poblaciones de murciélagos, que lejos de presentar un peligro para las personas, aportan muchos beneficios.

Fuente: Josiah J. Maine and Justin G. Boyles. Bats initiate vital agroecological interactions in corn. PNAS. 14 de septiembre 2015.

Fotografía: Michael Durham http://fineartamerica.com/featured/yuma-myotis-bat-hunting-moth-michael-durham.html

 


Publicado originalmente en Cienciorama.

Anuncios